¿CÓMO PODEMOS SER EFICIENTES?
Desde casa es necesario ayudar para mejorar el medio que nos rodea, además de inculcar ciertos valores a nuestros hijos como el respeto y cuidados del medio ambiente.

CÓMO HACER TU PROPIA COLADA VERDE

Hábitat | Si te inclinas por el agradable aroma de la ropa recién lavada, pero también te preocupan la cantidad de productos químicos y toxinas que afectan a tu familia, puedes optar por crear de manera sencilla tus propios detergentes a base de ingredientes que ya suelen estar en casa, como el bicarbonato de sodio, vinagre blanco destilado y el jugo de limón. Algo que también contribuirá a proteger los suministros locales de agua, ya que los jabones sintéticos para lavadora no se biodegradan fácilmente y pueden ocasionar reacciones adversas para la salud.
Los detergentes tradicionales contienen blanqueadores ópticos, así como tensioactivos (que son agentes humectantes, tales como emulsionantes, dispersantes y productos espumosos que reducen la tensión superficial del agua). También llevan fragancias que contaminan los cursos de agua y pueden causar alergias en la piel. Otras sustancias químicas habituales en la lavandería común, incluye alkyfenoles, hidrocarburos aromáticos y compuestos clorados, que pueden carcinógenos y disruptores hormonales. Muchos, como los destilados de petróleo, nafta y naftaleno, se basan en un recurso no renovable, crean contaminación durante el proceso de fabricación y al final acaban en las aguas residuales. La lavandería natural es una alternativa ante semejante carga química y proporciona una fácil desinfección de la ropa.

Los productos de la colada natural
Suavizante de ropa: añadir ¼ de taza de bicarbonato de sodio, que también funciona como un abrillantador para el fregado. Cuando se usa detergente líquido, añadir el bicarbonato de sodio durante el ciclo de lavado, cuando se usa en polvo, añadir el bicarbonato de sodio durante el ciclo de enjuague.
Blanquear y abrillantar: verter 1 taza de jugo de limón en medio cubo de agua y remojar la ropa durante la noche. O añadir ¼ a 1 taza de sosa (una forma más poderosa de bicarbonato de sodio) para cada carga de ropa durante el ciclo de lavado.
Perfume: si se desea agregar fragancia, es mejor durante el ciclo de secado. Poner unas gotas de aceite esencial en un paño de algodón, y lanzarlo en la secadora con la ropa mojada.
Tratamiento de manchas de grasa: los mejores resultados se obtienen en manchas recientes. Cubrir la mancha oleosa con una mezcla de bórax y agua tibia y dejar que repose durante 20 minutos si se trata de manchas poco densas, y dos horas cuando son más profundas y tienen más tiempo. Enjuagar luego con agua fría.
Eliminar olores y manchas de sudor: aplicar vinagre blanco destilado en spray sobre las axilas y los cuellos de las camisas antes de lavar.
Por último, ésta es una buena receta para elaborar detergente líquido:
Ingredientes
  • 1 taza de agua.
  • 1 / 4 barra de jabón de aceite vegetal.
  • 12 tazas de agua caliente del grifo.
  • Un cubo.
  • 4 cucharadas de sosa.
  • 2 cucharadas de bórax.

Poner la taza de agua a calentar en una cazuela y escamar encima el jabón con un pelador. Revolver las escamas hasta que se disuelvan.
Colocar las otras 12 tazas de agua ya caliente en el cubo. Añadir el agua mezclada con jabón y remover. Añadir la sosa y agitar de nuevo. Por último añadir el bórax y mezclar una vez más. Cuando se enfríe la mezcla se puede utilizar como cualquier otro detergente. Se puede añadir aceites aromáticas para aportar un olor de hierbas o flores a la colada. Y, por supuesto, se puede elaborar un mayor volumen de detergente multiplicando las cantidades en la misma proporción.
Si se prefiere comprar el jabón natural, debemos asegurarnos de que cumple los siguientes requisitos (el Detergente Ecológico de Carrefour es una buena opción y es muy económico):
  • Biodegradable (en menos de un año).
  • A base de plantas (o base botánica).
  • Hipoalergénico.
  • Sin fosfatos (que contaminan los ríos y acuíferos).
  • Sin cloro (este potente contaminante ambiental es el producto químico más frecuentemente implicado en las intoxicaciones del hogar).
  • No contiene derivados del petróleo.
  • Sin fragancias o colorantes sintéticos.
ROPA ECOLÓGICA SÍ, PERO TAMBIÉN CUIDADA


external image ropa_ecologica.jpgDe acuerdo con una evaluación al final de su vida útil, el 60 por ciento del impacto ambiental de la ropa ecológica se produce después de salir de la tienda. De poco sirve adquirir prendas de algodón ecológico, sin tintes sintéticos y de comercio justo, si luego las lavamos con frecuencia, en agua caliente y la desechamos antes de repararla. La nueva corriente de diseñadores de moda londinense se inclina por el lavado infrecuente y para ello opta por tejidos naturales y métodos de producción que lo permiten.
Como ejemplo, el delantal impermeable de algodón orgánico cubierto cera. Repele el agua y la suciedad, mientras que su color azul oscuro camufla las manchas, con lo que puede usarse unas 30 veces sin lavar. Otro caso es el chaleco de punto tejido a mano con lana Wensleydale, una fibra que resiste la grasa y la suciedad y permite un mínimo de 20 puestas antes de lavarlo. Otro tanto es posible con el pantalón de lana merina antiarrugas y que por transpiración capilar mantiene a raya a los malos olores y a las bacterias que los generan.
Cuando el estilo de vestir es casual y los pantalones vaqueros resultan prenda esencial, con frecuencia de alto precio, también hay maneras de cuidarlos con responsabilidad ambiental que permitirá conservarlos en buen estado durante más tiempo:
Congela los vaqueros
Antes de usar por primera vez el pantalón tejano, se recomienda meterlos durante un día en el congelador. Esta medida ayudará a que no se deformen, a mantener su color índigo profundo y, además, a dar al traste con las posibles bacterias que traiga consigo.
Lavar en frío
Aproximadamente el 90 por ciento de la energía que usamos para lavar la ropa se destina a calentar el agua. Es decir, sólo el 10 por ciento de la electricidad se utiliza para hacer funcionar el motor de la lavadora. Usar menos agua y a menos temperatura es fundamental para mantener bajo control el gasto de energía. Si el denim está muy sucio, es preferible utilizar el ciclo de aclarado con agua fría.
Dúchate en tejanos
Algunas marcas verdes de jeans recomiendan meterse en la ducha con los pantalones puestos. Una pizca de jabón o champú es todo lo que se necesita para lograr que el vaquero quede absolutamente limpio, mientras uno mismo se asea. Supone un ahorro de agua y ayuda a adaptar los pantalones a la forma de quien los viste.
Secar al aire
Poner a secar al aire libre los vaqueros, o cualquier prenda, en lugar de usar la secadora, es una opción ecológica y económica. ¿Para qué gastar electricidad cuando disponemos de sol y viento? Ahorraremos dinero, la ropa dispondrá de un extra de desinfección natural y nos durará más tiempo en buen estado.
Reúsalos
A menos que nos hayamos restregado por el suelo o estén llenos de barro, no hay demasiada justificación para lavar los jeans cada vez que se usan. Al alargar los períodos de lavado también alargamos su vida.
Renuévalos
Una vez que los vaqueros empiecen a deteriorarse, no hay razón para desecharlos. Ni por moda, ni por economía ni por conciencia ambiental. Se pueden reparar de manera profesional con hilo del mismo color o se pueden remendar con parches creativos. El objetivo es que nos duren, no tener que gastar dinero en unos nuevos, no acumular basura en los vertederos y a la postre cuidar de nuestro entorno.

Como Fabricar Compost en Casa
finished-compost.jpg
finished-compost.jpg
Para algunas personas, la jardinería es una practica costosa, lo cual nos parece algo extraño. Tiempo atrás, la gente tenía jardines y huertas debido a que los productos producidos en casa eran mucho mas baratos y saludables que cualquier productos comprado en una tienda. Y cualquier granjero sabía, que el secreto para producir plantas saludables era mejorar la calidad del suelo. Si el suelo es débil, las plantas serán débiles y estarán expuestas al ataque de los insectos.
Compost de lombrices.
Uno de los fertilizantes más sencillos de fabricar, es el que proviene de un pozo de lombrices. Añadiendo los desechos de las gallinas, recortes de hierba, hojas, etc. dentro del pozo, todo ese material es procesado pro las lombrices, y rápidamente tendrá un compuesto negro y rico en nutrientes para fertilizar su jardín. Añadir compost a su jardín, es generalmente todo lo que se necesita para mejorar la salud y resistencia a los insectos de árboles, vegetales y otras plantas de su jardín.
Debido a que el hacer compost es el resumen de la simplicidad, existe una amplia variedad de contenedores que usted puede hacer o comprar. Algunas veces la descomposición no ocurre en forma apropiada si ha usado demasiado de un ingrediente. Por eso sugerimos investigar un poco más por medio de algún libro, como podría ser la Enciclopedia Rodale de Jardinería Orgánica. También BHM tiene algunos buenos artículos.
Heces de conejo.
rabbit-droppings.JPG
rabbit-droppings.JPG
Cuando se trata de fertilizantes de origen animal, el mejor y mas fácil de conseguir (a veces) son las heces de conejo. Las heces de conejo tienen el más alto contenido de nitrógeno de todas las heces que pueden encontrarse comúnmente, como pueden ser las de vaca, caballo o cerdo. Las heces de conejo sn pequeñas, compactas y prácticamente sin olor. Un jardinero orgánico las describía como "capsulas miniatura de fertilizantes". si usted cría conejos o conoce a alguien que lo haga, tiene a mano una de las mejores fuentes naturales de fertilizante orgánico.
No arroje a la basura esas cascaras de huevo.
Las cascaras de huevo son en un 93% calcio, ademas del calcio, contienen alrededor de 1% de nitrógeno, 0.5% de ácido fosfórico y otros elementos que lo convierten en un fertilizante muy útil. El calcio es un nutriente fundamental para las plantas pues cumple un papel clave en la fabricación de las células y su crecimiento. Durante su crecimiento las plantas quitan una gran cantidad de calcio del suelo, es necesario entonces reemplazarlo, una forma ideal de hacerlo es reciclar las cascaras de huevo.
Normalmente guardamos las cascaras de huevo en una olla dentro del horno de la cocina. Lentamente se van secando, después lo trozamos con las manos y finalmente los molemos en una licuadora. El polvo de cascara de huevo es después colocado alrededor de los árboles frutales, las macetas de las plantas y las rosas y distribuido entre los vegetales de la huerta.
También se puede solucionar el problema de los gusanos mediante el uso de las cascaras de huevo. En lugar de convertir las cascaras de huevo en polvo, hay que usarlas en la etapa de las rotas a mano, con muchos bordes filosos. Se dispersan las cascaras en círculos alrededor de aquellas plantas que están siendo atacadas por los gusanos, casi siempre estos retroceden y evitan cruzar las barreras hechas con las cascaras de huevo.
Los granos de café.
Otra cosa que normalmente desechamos en la cocina son los granos de café. Los granos de café pueden ser particularmente útiles en el jardín, o, al menos podemos añadirlas a la pila de compost.
Los granos de café usados, contienen cerca de un 2% de nitrógeno, y aproximadamente un 0.3% de ácido fosfórico y cantidades variables de potasio. Análisis realizados sobre los granos de café muestran que los mismos contienen muchos minerales, azucares, vitaminas y cafeína. Los granos de café son particularmente útiles para plantas que podríamos describir como "alimentos ácidos", tales como blueberries, árboles de hojas perennes, azaleas, rosas y ciertos árboles frutales.
Para usarlos, secamos los granos en el horno, también. Despues los repartimos, no muy densamente, alrededor de esas plantas que pensamos pueden beneficiarse de ellos. No ponemos demasiados si están mojados, pues los granos de café húmedos tienen la tendencia a desarrollar hongos.

25 consejos, de fácil aplicación, que nos ayudarán a contribuir desde nuestros hogares a mejorar el Medio Ambiente. Para que cambie el mundo hemos de empezar por cambiar nosotros.
1.-Antes de comprar un producto pregúntate si realmente lo necesitas. Cualquier consumo innecesario es en esencia antiecológico.
2.-Sé crítico con la publicidad. Mira las cualidades de los productos, no los sueños que te venden en los anuncios.

3.-Antes de tirar cualquier cosa a la basura, piensa si se puede reutilizar, reciclar o reparar, o si puede ser útil para otra persona.
4.-Evita las latas de bebidas, vale más el envase que su contenido y apenas se recuperan. La energía necesaria para producir y transportar una lata equivale a la mitad del bote lleno de petróleo.
5.-La energía que producen las pilas es más de 600 veces más cara que la de la red. Conecta los aparatos a la red siempre que esto sea posible. Si te es imprescindible usar pilas (nunca tires las usadas a la basura), procura que sean recargables.

6.-Desconecta los aparatos eléctricos de la red cuando no están funcionando. Algunos aparatos (como televisores) siguen gastando hasta un 33% de la energía.
7.-Prescinde de los electrodomésticos innecesarios como cepillos de dientes, abrelatas, cuchillos eléctricos, etc. Ten encuenta los criterios de ahorro energético al comprar nuevos frigoríficos, lavadoras, etc.

8.-Las bombillas de bajo consumo son más caras que las normales, pero duran hasta 8 veces más y consumen la quinta parte de energía para dar la misma cantidad de luz, con lo cual se termina ahorrando energía y dinero.
9.- Evita los aerosoles. Contienen CFCs, causantes de la destrucción de la capa de ozono, u otros gases que también contribuyen al efecto invernadero. Los pulverizadores son una buena alternativa y son recargables.
10.-La gran mayoría de los productos de limpieza que se anuncian no sólo son innecesarios sino también muy nocivos para el medio ambiente. Casi toda la casa puede quedar perfectamente limpia con jabón, bicarbonato, vinagre y limón.

11.-Los ambientadores no eliminan los malos olores sino que desprenden otros más fuertes que nos impiden detectar los primeros.
12.-Evita usar productos agresivos: limpiahornos, lejía, etc., que impiden los procesos biológicos de depuración del agua. Nunca tires productos tóxicos, pintura o aceite de cocinar al desagüe.
13.-Para ahorrar agua, instala un sistema de doble descarga en el inodoro, ya que vaciar la cisterna entera supone gastar de 10 a litros. Repara los grifos que gotean. Una gota por segundo son 30 litros al día.

14.-Tapa siempre las cazuelas para no despilfarrar calor. La olla exprés es la mejor opción: ahorra tiempo y energía. Si no, son preferibles las cazuelas de hierro, acero inoxidable o barro antes que las de aluminio.
15.-En la alimentación, evita la comida basura o precocinada, ya que suele contener muchos aditivos y conservantes y viene sobreempaquetada. Procura consumir alimentos frescos, de temporada y de producción local.
16.-Rechaza los alimentos envasados en bandejas de poliestireno expandido (corcho blanco). Los productos no son mejores porque vengan envueltos en plástico.
17.-Guarda los alimentos en la clásica fiambrera o tarros de cristal en lugar de envolverlos o taparlos con película de plástico o aluminio.
18.-Evita los productos que recorren grandes distancias antes de llegar al consumidor. Da preferencia a las alternativas locales. No tiene sentido consumir miel chilena, cerveza mejicana o galletas danesas.
19.-Aprovecha bien el papel: úsalo por las dos caras, utilízalo reciclado y envíalo después a reciclar. Rechaza el papel blanqueado con cloro.

20.-Apúntate a la Lista Robinson para dejar de recibir publicidad personalizada por correo. Coloca un distintivo en tu buzón indicando que no quieres propaganda.
21.-Si te es imprescindible usar el coche para acudir al trabajo, compártelo con otros compañeros o vecinos. En el tiempo o las vacaciones, no recurras siempre al coche, explora otras posibilidades de viajar o hacer excursiones en transporte público.
22.- Es absurdo pretender estar en manga corta durante el invierno, a costa de gastar mucha calefacción. Es preferible ponerse un jersey. En verano no abuses del aire acondicionado, que también libera CFCs.
23.-Evita los productos con PVC. Producen furanos y dioxinas cuando son incinerados.
24.-Si te ha caducado algún medicamento, no lo tires a la basura ni al WC. Llévalo a la farmacia, donde deben hacerse cargo de él.
25.-No agobies a los niños con juguetes. Déjales jugar con su imaginación. Evita los juguetes y la ropa deportiva importados del sudeste asiático ya que muchas veces son fruto del trabajo infantil y las fábricas suelen ser insalubres, peligrosas y contaminantes


Enlace http://sine-die.blogspot.com/2007/10/25-consejos-para-cuidar-el-medio.html

Rosa Villar